top of page
  • Eva Solís

30 AÑOS DE EXPERIENCIASOBRE EDUCACIÓN AMBIENTAL

30 AÑOS DE EXPERIENCIA

SOBRE EDUCACIÓN AMBIENTAL


Por EVA SOLÍS



La experiencia de 30 años del Proyecto Fronterizo de Educación Ambiental A.C. (PFEA) quedó plasmada en el libro que lleva el mismo nombre, en el que se reconoce que servirá como guía a otras organizaciones y que demuestra que es posible tener una sociedad donde prevalezca la colaboración en lugar de la competencia.

El pasado 25 de febrero en la sala Federico Campbell del Centro Cultural Tijuana, la maestra Cristina Villeda Facio y el editor Miguel Alberto Ochoa García presentaron esta obra realizada por la doctora Carmen Rodríguez Carrillo, quien tuvo la iniciativa de escribir este libro, y los maestros Rocío Viveros García y Efraín Chaparro Rosales.

A los autores les llevó más de dos años hacer esta obra y contiene 54 entrevistas hechas a distintos actores del PFEA, que participaron en los diversos programas de esta organización como Salvemos la Playa, Monitoreo Ciudadano de la Calidad del Agua y Proyecto Regala Vida, entre otros.

A la presentación asistieron las fundadoras de PFEA, Laura Silven y Margarita Díaz, quienes crearon esta organización en 1991, así como estudiantes, profesores, voluntarios, donantes, consejeros y ex funcionarios.

Silvan dijo que la versión de la historia de PFEA “plasmada en este libro, ha sido contada con una mirada sumamente generosa” y que ve con optimismo los alcances que puede tener la intervención comunitaria desde la ciudadanía, desde una organización social.

“Para mí el eje temático de esta obra es la acción como motor de la educación, de la concientización ambiental, a través de proyectos estratégicos, colaborativos, codiseñados, coproducidos de la mano de tantos otros actores”, agregó Laura Silvan.



Y añadió que “ojalá que esta crónica también despierte interés en muchos investigadores y escritores, que recojan y que describan las experiencias de tantas otras iniciativas de la sociedad civil,... y que valen la pena contar porque demuestran que otra sociedad es posible: una sociedad en la que prevalece la colaboración en lugar de la competencia”.

Silvan exhortó a que cada vez “seamos más personas quienes abracemos nuestro derecho ciudadano a participar en asuntos públicos y comunitarios que afectan nuestro entorno socioambiental”, ya que de otra manera las decisiones sólo quedan en manos de intereses meramente políticos y privados.

“Y ojalá, éste es mi más grande ojalá, que sigamos sembrando juntos un futuro mejor por al menos otros 31 años más”, afirmó Laura Silvan.

La maestra Villeda destacó que gracias al trabajo de PFEA ha sido posible “materializar la educación para todos; fortalecer los instrumentos jurídicos tan importantes para Baja California –como garantizar el acceso a la información en la Ley del Equilibrio Ecológico, por la Ley de Acceso a la Información, sobre todo para crear consejos ciudadanos” y por ganar el Premio Nacional del Mérito Ecológico.

El trabajo voluntario no es valorado

La doctora Carmen Rodríguez consideró que escribir este libro fue un trabajo arduo y representó todo un reto llegar a este día, ya que esta obra surgió de un interés personal y académico para analizar el impacto de una organización en la comunidad.

“Es un libro que tenía que escribirse porque era una asignatura pendiente”, afirmó Rodríguez Carrillo, quien consideró que gracias a esta investigación de recabar muchos testimonios de una labor de 30 años ininterrumpida, “me dejó ver que el trabajo voluntario no es dimensionado ni valorado adecuadamente”.

Al destacar que toda historia merece ser contada, la autora agregó que este libro es una especie de “recuperación histórica de las acciones y programas liderados por una organización resiliente, comprometida con distintas generaciones y comunidades en las que han incidido en toda la región”.

La maestra Rocío Viveros comentó que el haber entrevistado a 54 personas de escuelas, gobiernos, instituciones, entre otras, que participaron en diversos proyectos de PFEA, pone de manifiesto que esta organización “ha construido comunidad y ha construido consciencia ambiental”.

Esta experiencia que ha tenido PFEA durante estos 30 años ha hecho que organizaciones ambientalistas de otras entidades de México y de otros países hayan pedido apoyo a Proyecto Fronterizo en su tarea de proteger el medio ambiente y que se haya hecho merecedor del Premio Nacional del Mérito Ecológico, añadió Viveros García.

PFEA ha enseñado que las alianzas y la suma de voluntades de todos los que “queramos proteger el medio ambiente” se puede hacer de diferentes formas y desde distintas trincheras, añadió la maestra Viveros.

El maestro Efraín Chaparro, quien realizó su servicio social en PFEA y después trabajó en esta organización, agregó que “si queremos hacer educación ambiental, todos los caminos llevan a PFEA”.

El libro “30 años de historias compartidas: La trayectoria del Proyecto Fronterizo de Educación Ambiental A.C.” se puede adquirir en Amazon o solicitarlo al 664 120 5112 o al correo c.rok.60@gmail.com.



Comments


bottom of page