top of page
  • Eva Solís

LA ADOPCIÓN EN BAJA CALIFORNIA SE DEBE IMPULSAR

Actualizado: 8 ago 2023


Por Eva Solís

Tienen 15 niñas y niños en la casa hogar Penniel A.C.

Es difícil la adopción de hermanos

El parentesco y la edad son factores que influyen en este proceso

“La adopción de hermanos es difícil porque los interesados tienen que llevárselos juntos y no podemos separarlos, afirma Alma Cecilia Torres Hernández, directora de la casa hogar Penniel A.C., ubicada en Mexicali.

Con 15 niñas y niños bajo su cuidado, Torres Hernández reconoce que de todos estos menores sólo uno puede ser adoptado porque el resto de los infantes son hermanos, lo que dificulta este proceso.

“Tenemos grupos de hermanos integrados por tres menores y no podemos separarlos”, agrega la directora.

Considera que por diversas circunstancias hay niños que toda su vida estarán en una casa hogar sin la posibilidad de conocer el amor de una familia, por lo que en esta casa hogar “procuramos darles todo el cariño, apoyo y empatía para que logren tener un mejor desarrollo”.

Añade que “las cosas hechas con amor marcan la diferencia y ellos han vivido situaciones muy difíciles como la omisión de cuidados o abandono”.

Desde 2005 surgió esta casa hogar a iniciativa del pastor Marco Antonio Pérez Nuñez, quien inicialmente había pensado en abrir un centro de rehabilitación, pero la vida lo llevó a proteger a tres niños que estaban abandonados.

“Una de las niñas decidió dejar esta casa porque extrañaba mucho a su mamá y la Policía la encontró en la calle, por lo que decidió investigar su situación y cuando comprobaron que el pastor los cuidaba, le dijeron que podía seguir haciéndolo con la supervisión del DIF”, agrega Torres Hernández.

Actualmente, el pastor Pérez tiene 73 años y es el representante legal de esta casa hogar.

Alma Cecilia Torres tiene diez meses como directora y es la única persona que vive con ellos en la casa, por lo que ha establecido un vínculo afectivo muy fuerte con ellos, pues incluso dos de sus hijos viven en esta casa hogar.

Las niñas y niños que viven aquí tienen desde hasta 6 hasta 16 años de edad y hasta que cumplen la mayoría de edad se pueden ir de esta casa hogar.

Agrega que cuentan con varios donadores que los apoyan para cubrir los gastos de esta casa porque “nunca faltan personas de buen corazón”, aunque siempre requieren de algún tipo de ayuda.

“Una vez vino una persona del DIF para realizar una revisión”, recuerda la directora, “y me preguntó que cómo le hacía para tener esta casa hogar funcionando bien y con pocos recursos, y le dijo que dando mucho amor y sin establecer diferencias entre los niños”.

Considera que las diversas situaciones difíciles que tuvo en su vida, ahora reconoce que “fueron una preparación para hacerme cargo de esta casa”.

El pasado 10 de mayo, el Día de la Madre, recibió una agradable sorpresa cuando los niños le hicieron una fiesta y le regalaron flores.

“Soy voluntaria y los amo más que nada.Dejé una vida para estar aquí para que ellos sientan que alguien los ama sinceramente y los valora para que tengan autoestima y cuando salgan de aquí no estén expuestos a personas sin valores, que quieran aprovecharse de ellos. El mensaje es que las cosas hechas con amor marcan la diferencia, por ello es importante tener empatía y llegar a la compasión porque Cristo tuvo compasión de nosotros y nosotros deberíamos seguir su ejemplo”.

Alma Cecilia Torres Hernández

, Directora

Casa hogar Penniel A.C.

Tel. (686) 350 20 08


Commenti


bottom of page