top of page
  • red social

LA PROTECCIÓN AL AMBIENTE,LETRA MUERTA EN B.C

.




En septiembre del 2001, en el periódico oficial de nuestro estado se publicó el Decreto d Ley de Protección al Ambiente, de nuestro estado.  Lo firmó el entonces gobernador Don Eugenio Elorduy Walther. 

 

El amplio contenido con 208 artículos y 12 transitorios, marcaba línea de acción para gobiernos y ciudadanía, así como responsabilidades para todos. En el artículo 207 especificaba que “…toda persona que contamine, deteriore el amiente o afecte los recursos naturales de competencia estatal o municipal, será responsable y estará obligada a reparar los daños causados de conformidad con la legislación civil aplicable”.

 

La realidad es que en estas décadas pasadas, la mayoría de quienes vivimos en Baja California, hemos sido omisos para cumplir con un mínimo de atención al medio ambiente. Y las autoridades, sin excepción no se han dado tiempo para hacer cumplir la Ley e incluso para cumplir lo que les corresponde como autoridad.  En estos momentos, toda la república está padeciendo de sequía, algunas zonas más, otras menos… ¡no tienen agua?

 

Y no se ve que oficialmente realicen intensas campañas para ser prudentes en el uso del agua.  Se siguen viendo personas que lavan su automóvil, a manguerazos. Que a cualquier hora, rieguen sus jardines, cuando debería ser preferentemente de noche.  En los hogares es donde más agua se desperdicia, ya sea en el baño, dejan correrla hasta que sale caliente y no colocan una cubeta para aprovecharla. En la cocina se lavan los platos, bajo el chorro de la llave en lugar de utilizar 2 cubetas.

 

Desde hace décadas los expertos nos están advirtiendo que a pasos acelerados contribuimos a la destrucción del planeta y nada que nos importa.   En la misma Ley de Protección al Ambiente de B. C.  en su artículo 1º. Hace una serie de recomendaciones que si se cumplieran, la situación no sería tan catastrófica.  A continuación se citan dos ejemplos, para que se vea la importancia de cumplir todo lo que la Ley dicta.

 

*Garantizar el derecho de toda persona a gozar de un ambiente adecuado para su desarrollo, salud y bienestar y vigilar el cumplimiento del deber que tiene toda persona de proteger el ambiente.

*Establecer las bases para garantizar el acceso de la sociedad a la información ambiental, que permita a los ciudadanos conocer la situación ambiental que guarda el _estado y para asegurar su participación corresponsable en la protección del ambiente y la preservación del equilibrio ecológico.

 

En términos generales esta Ley como casi todas, involucra a gobierno y sociedad en que se unan para obtener mejores resultados en los objetivos.  La verdad es que los grupos del voluntariado, registrados en el catálogo estatal, son pocos y la mayoría están en pausa o simplemente han desaparecido.  En la página 9 presentamos algunos de los registrados.  La mayoría no respondieron a la petición de Red Social, sobre su situación actual.

Es urgente poner atención y comprometer a la sociedad para que cumpla con su parte en este urgente RESPETO AL AMBIENTE.

 


 

Comentários


bottom of page