• red social

MÉXICO ES EL PEOR PAÍSPARA QUE VIVAN LOS NIÑOS

Por EVA SOLÍS




Necesario cambio generacional para frenar la violencia contra los menores

Debido a que México ocupa el primer lugar a nivel mundial de maltrato infantil (infanticidio) y en abuso sexual infantil, “nuestro país es el peor lugar para que viva un niño”, por lo que se requiere hacer un cambio generacional para frenar la violencia en contra de los menores, afirma el psicólogo Francisco Javier Ramírez Iñiguez.

El director y representante legal del Centro de Crecimiento Humano Dasein A.C. agrega que ese cambio generacional implica modificar “la violencia justificada” que se vive en el país, “donde la gente está en contra de que se le pegue a una mascota, pero justifica más darle un cinturonazo a un niño” porque todavía se cree que la educación debe ser a golpes.

Añade que aunado a lo anterior, “es terrible la situación de salud mental que se agudizó en la pandemia” y que provocó que el abuso sexual, el maltrato y la violencia familiar aumentaran porque “nadie volteó a ver a los niños”, ya que incluso hubo casos en que los menores que sufrían abuso sexual en su casa “tuvieron que adaptarse a vivir con el agresor”.

Ramírez Iñiguez, quien tiene varios años como terapeuta, considera que a los niños en México se les “sigue pegando, amenazando y chantajeando”, y es muy lamentable escuchar a los padres decir: “yo puedo hacer lo que sea con él porque es mi hijo”.

Comenta que “tenemos muy arraigada una cultura de violencia porque se piensa que los niños no son personas, sino objetos”, y por lo tanto no se les respetan sus derechos. “Es terrible la idea del maltrato y cómo queremos arreglar las situaciones a golpes”.

El especialista asegura que se requiere visibilizar la violencia contra niñas, niños y adolescentes para adoptar medidas en todos los niveles, tanto para padres de familia, como maestros, autoridades y organizaciones, para implementar programas y políticas públicas que hagan posible un cambio generacional para frenar esta situación.

“El Centro de Crecimiento Humano DASEIN, A.C. imparte cursos a los maestros y funcionarios públicos para prevenir y tratar casos de violencia familiar, abuso sexual o de bullying, para establecer protocolos y medidas de atención y proteger a los niños”, afirma el psicólogo Ramírez. E instruye:

“La prevención del maltrato se logra con la crianza positiva por lo que impartimos talleres para cuidadores de albergues y para quienes han perdido la custodia temporal de sus hijos, así como otras situaciones para proteger y restituir los derechos de los niños”.

El director de este centro comenta que al dar terapia a padres que golpean a sus hijos, les pregunta que si a ellos les gustaría que los maltrataran en el trabajo cuando cometen una equivocación. La respuesta de los padres es que no permitirían la violencia, que renunciarían y demandarían a la persona que los agredió.

“Entonces les digo que si a ellos no les gusta que los maltraten, a los niños tampoco, ¿por qué tenemos que ofender, golpear o dar un cinturonazo a un menor que se equivocó?”


“Si educamos en la crianza positiva vamos a tener una generación más respetuosa y más amada. Todos debemos trabajar para que las niñas, niños y adolescentes estén bien, porque a los infantes que viven en situaciones de violencia o los que se han involucrado en el narcotráfico, porque no les quedó otra opción, como sociedad les hemos fallado”.

7 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo