top of page
  • Eva Solís

MAMÁS DE OSC´S.CELEBRAN TRABAJANDO EL 10 DE MAYO

\

                                                  Por: Eva Solís



No es exagerado afirmar que por lo menos el 70% de los Organismos de la Sociedad Civil han sido fundados y en la actualidad, dirigidos por mujeres. Ellas han aportado su trabajo, sensibilidad y conocimientos a esas instituciones, labor que han realizado con profesionalismo, y lo han hecho sin descuidar a familia, a la que cuidan y apoyan, logrando combinar su tiempo en ambas actividades.


Quizá por esa forma de ser de las mujeres, una de las características más importantes de esas instituciones ciudadanas, es que ellas detectan, antes que muchas autoridades, los problemas que aquejan a la sociedad.  Y de inmediato se movilizan para convencer a amigas o familiares con la idea irrenunciable de abrir o crear una OSC que tenga como objetivo principal, atender esos problemas detectados.





Y aunque no es una información oficial, en esta gaceta, recién se ha publicado como dato importante, que el primer antecedente a lo que ahora identificamos como Organismos de la Sociedad Civil inicia actividades en 1924, como grupo, para realizar una obra comunitaria, es la Junta Femenina Pro Patria, a convocatoria de la profesora Josefina Rendón Parra, al ver que la ciudad no contaba con un parque urbano invitó a un grupo de señoritas a sembrar árboles. 


Gracias a ese esfuerzo al que se sumaron habitantes de la ciudad, hoy Tijuana cuenta con el Parque Tte. Miguel Guerrero, que en el año 2014 fue declarado por el gobierno estatal  “Patrimonio Cultural de Baja  California”.


Ofrecemos tres pequeñas historias de grandes obras que son atendidas por tres damas, que a su compromiso con la sociedad, destaca su calidad de madres de familia.





MARIA RUTH GABRIELA ESPINOZA TREJO    Representante legal y directora

ESTANCIA ILUSIÓN AZUL, A. C.  


Desde 2007 surgió esta estancia infantil y en 2009 se constituyó como asociación civil para apoyar a los padres y madres de familia que tienen que salir a trabajar y no cuentan con alguna persona de confianza para cuidar a sus hijos. Gaby Espinoza inició esta asociación porque su hijo Jerónimo no caminaba y no podía fijar bien su vista, por lo que buscó la manera de que él pudiera convivir con otros infantes. Así fue como empezaron a llegar los niños a jugar y ella se dio cuenta de que había muchos pequeños en situación de vulnerabilidad social porque se quedaban solos en sus casas. Esta estancia recibe a los infantes desde las 6 de la mañana y entre 6 y 7 de la tarde sus papás pasan a recogerlos. Este servicio se proporciona de lunes a viernes y durante el tiempo en que los menores están aquí realizan diversas actividades, como juegos, canto, siesta, además se les proporcionan alimentos y se les lleva al kinder o a la primaria, según sea el caso. Durante todo este tiempo, Gaby Espinoza afirma que esta estancia  se ha ido adaptando a las necesidades de los padres de familia, porque lo que buscan es proteger a los menores y brindarles el apoyo que requieren. “Los niños que vienen aquí no tienen papá o mamá y tampoco cuentan con una red familiar como la abuelita o la tía o alguien cercano que pueda cuidarlos, mientras sus padres trabajan”, ya que desafortunadamente en Tijuana se registra mucho esta situación. Considera que los menores pueden tener muchos riesgos si se quedan solos en casa, como es el abuso en el uso de la tecnología, vincularse con pandillas o ser víctimas de otras situaciones o de diversos peligros.  Además de contar con esta estancia, Gaby Espinoza abrió el centro Delicias para evitar la deserción escolar en kinder y primaria y está trabajando en la apertura de otro sitio que será destinado a niños con distintas discapacidades, ya tienen nueve menores, que pretende abrir en un terreno que le fue entregado en comodato por el padre Jaime Hagan, director de Canoa. Gaby Espinoza es madre de tres hijos y tiene una licenciatura en Artes Plásticas y una especialidad en fotografía. Su familia ha sido su prioridad y afirma que hay que aprovechar el tiempo con ellos porque “los hijos crecen muy rápido”. Además de ser madre y atender estas organizaciones, agrega que es importante cuidar la salud física, mental y emocional, y darse el tiempo necesario para atenderse.  Considera que cuando una persona se involucra en apoyar a la gente “es un mundo en el cual estamos inmersos y que no lo podemos dejar porque van surgiendo más necesidades que requieren atención”.

 


  




LETICIA IRENE PICOS RAMIREZ     Administradora y representante legal

Asociación de Bomberos del Estado de Baja California Inc. A.C.

 

A raíz de los incendios forestales que se registraron en California y en Baja California en 2007, Leticia Picos y un grupo de personas crearon la Asociación de Bomberos del Estado de Baja California Inc. A.C. ese año, para proporcionar capacitación a los bomberos mexicanos y elevar así su nivel de conocimientos, lo que redundaría en reducir los riesgos para cada elemento y otorgar un mejor servicio al momento de atender una emergencia, ya sea siniestro, manejo de residuos peligrosos, inundaciones, rescate acuático y otras situaciones. Y es que en 2007, los bomberos mexicanos acudieron a California para apoyar a sus homólogos estadounidenses en sofocar los siniestros forestales y desafortunadamente no pudieron entrar a la zona del incendio por no contar con la certificación binacional, requerida para intervenir cuando se registra una emergencia en el vecino país. Debido a la situación, esta asociación inició dando capacitaciones a cerca de 100 bomberos mexicanos, procedentes de Baja California, Baja California Sur y parte de Sonora, que asistieron a los cursos  -se impartieron gratuitamente- en California. De hecho, primero obtuvieron el registro como asociación en Estados Unidos y en 2009 consiguieron su alta también en México. En la actualidad, los cursos se imparten en Estados Unidos, Baja California y en Guadalajara, Jalisco, y no sólo para capacitar a los bomberos, sino también para formar a instructores. “Mientras los bomberos mexicanos estén certificados, en Estados Unidos les abren las puertas para que puedan apoyarlos en las emergencias que se registren en ese país”, afirma Leticia Picos. Además, esta asociación tiene vinculación con instituciones de educación superior para impartir diplomados sobre protección civil. Con una licenciatura en Administración de Recursos Humanos del Cetys Mexicali y una especialidad en Ingeniería Química Ambiental en Cetys Tijuana, Leticia Picos afirma que las mujeres que participan en Organizaciones de la Sociedad Civil aportan su amor, pasión, sensibilidad y sus conocimientos y que muchas de ellas tienen que combinar su papel de esposa y madre con sus actividades en estas asociaciones. Ella tiene tres hijos y tres nietos. Considera que las mujeres requieren cuidar su salud, porque muchas veces por atender otras actividades, descuidan lo más importante que es mantenerse sanas. “Las mujeres nos diversificamos y hacemos varias tareas al mismo tiempo, somos multifacéticas y por ello es importante cuidar nuestra salud, sobre todo después de los 45 años de edad”, advierte la Lic. Picos.

 

 


ESMERALDA SIU MÁRQUEZ        Coordinadora Ejecutiva

Coalición Pro Defensa del Migrante

 

Desde hace más de 20 años, Esmeralda Siu Márquez, quien es Trabajadora Social egresada de la UNAM y tiene estudios de psicología, ha formado parte de la Coalición Pro Defensa del Migrante y durante todo este tiempo ha sido testigo de los cambios transcendentes que han tenido los flujos migratorios en Baja California, tanto a nivel nacional como internacional. Oriunda de Chiapas, ella trabajó en el DIF de aquella entidad y después vivió en Oaxaca, para posteriormente llegar a Tijuana, donde laboró en la administración del alcalde Carlos Montejo Favela como coordinadora del proyecto de Atención al Migrante en el DIF municipal, cargo que mantuvo hasta la administración del alcalde Jorge Ramos. Afirma que lo más difícil de su experiencia ha sido ver el impacto de la política migratoria de Estados Unidos y su efecto en México. Después del ataque a las Torres Gemelas, considera que se comenzó a criminalizar a los migrantes, haciendo el cruce más peligroso y exponiéndolos a diversos peligros por las bandas criminales. Y, por el otro lado, está la contención que se realiza en el sur de la frontera de México. Asegura que desde 2013 el fenómeno migratorio ha cambiado porque la mayoría de las personas que se encuentra en los albergues son mexicanas, procedentes principalmente de Michoacán, Guerrero y recientemente de Chiapas y Jalisco, que han sido víctimas del desplazamiento forzado de sus lugares de origen a causa del crimen organizado. “La falta de una ley de desplazamiento forzado en México y por lo tanto la carencia de un marco jurídico, nos impide trabajar”, añade Siu Márquez. Lo más grave para los migrantes es la inseguridad a la que se enfrentan en su recorrido por llegar a esta frontera, ya sea porque desaparecen, fallecen o son secuestrados. Considera que el tema migratorio es muy complejo y tiene distintos aspectos, y que se requiere darle solución desde el país de origen con trabajos dignos y bien remunerados y otorgando condiciones de seguridad, pero esto depende de las condiciones macroeconómicas a nivel mundial. Madre de una hija y con una nieta, Esmeralda Siu afirma que es importante organizarse y darles tiempo de calidad a los hijos cuando se tiene a una familia y una actividad profesional que realizar. De hecho, su hija la acompañaba desde pequeña a su trabajo y eso hizo que desde niña se sensibilizara con diversos temas, por lo que hoy ella trabaja en temas de atención a refugiados. Agrega que su trabajo es muy intenso y complejo, además que los niveles de estrés son muy fuertes, por lo que es importante cuidar la salud para poder realizar una buena labor. Y comenta: “Se requiere tener balance y resiliencia porque todos los que trabajamos en las OSC´s tenemos la oportunidad de apoyar a muchas personas y, más que un trabajo, es una misión de vida”.

 


 





Comments


bottom of page