top of page
  • Eva Solís

MIRACLE BABIES MÉXICO, AUXILIA A NIÑOS PREMATUROS


Por: EVA SOLÍS

La prematurez (nacimiento prematuro) es la principal causa de muerte de los niños, de cero a cinco años de edad, tanto en México como en el mundo”, afirma la presidenta de “Miracle Babies México”, Mónica Rossana González Pineda.

Desde hace siete años, ella y otras personas crearon esta asociación para apoyar a los infantes que nacen con esta condición en el Hospital General de Tijuana y durante todo este tiempo han beneficiado a más de siete mil infantes con esperanza de vida.

Con embarazo de alto riesgo, Mónica González vivió la experiencia de que sus dos hijos nacieran prematuros, ya que cuando ella tenía 29 semanas de embarazo tuvo que ingresar al hospital y el médico le dijo que uno de sus hijos no sobreviviría porque tenía un padecimiento cardiaco.

“Fue una experiencia muy difícil porque a mi hijo que nació enfermo no lo podía tocar ni tampoco hablar porque él se alteraba con mi voz y esto le afectaba mucho”, agrega, “incluso la enfermera me preguntó si les había llevado ropita y le dije que no, porque todo había sido muy rápido, entonces ella me dijo que mejor no le comprara nada”.

El médico le comentó que a su hijo lo tenían que operar del corazón cuando cumpliera un año de edad y contara con el peso requerido, y la segunda intervención la harían cuando tuviera siete años de edad.

Pese a tener “un pronóstico muy reservado”, su hijo logró sobrevivir y lo operaron al tener un año de edad, y además le hicieron las dos intervenciones al mismo tiempo, haciendo posible la recuperación de su bebé.

El doctor que atendió a Mónica había creado la asociación Miracle Babies en Estados Unidos y tanto a ella como a otras cuatro mujeres, que también habían tenido hijos prematuros, las invitó a integrarse a esta agrupación para que la trajeran a Tijuana.



Inician actividades en el Hospital General de Tijuana

Conscientes de que tenían que hacer algo por los bebés prematuros “porque para ellos cada día es una lucha constante entre la vida y la muerte”, Mónica y las otras cuatro mujeres consideraron que el apoyo lo tenían que otorgar al Hospital General de Tijuana, donde trabajan médicos muy calificados, pero que no cuentan con los suficientes recursos.

Entre 5 mil a 6 mil bebés nacen cada año en el HG y el 25% de esta cifra es canalizado al área de Neonatología, que se encuentra dividida en tres áreas de acuerdo al nivel de gravedad del infante, comenta.

“Todos los bebés prematuros que nacen en el HG deben de tener la misma oportunidad de vida que otros niños, porque para una mamá y para una familia tener a un infante con esta condición y carecer del dinero para salvarlo, esto les provoca mucho dolor y zozobra”, agrega González Pineda.

“Hay familias que viven situaciones muy difíciles”, afirma la presidente, “recuerda a una señora que me decía o vengo a ver a mi hijo al hospital y dejó sin comer a mis otros hijos porque no tengo para los pasajes.”

La primera petición que le hicieron los médicos del HG a Miracle Babies México fue contar con un quirófano para los niños y esto fue posible gracias al apoyo de un conocido empresario de Tijuana, quien donó cuatro millones y medio de pesos para su creación. Lo único que le pidió a Mónica González es que cuando ella considerara conveniente les platicara a sus hijos su historia.

Otro de los apoyos que ha otorgado esta asociación es equipar al Banco de Leche Materna, ya que el HG contaba con la maquinaria, pero carecía de otros materiales para poder funcionar, como parrilla y hielera térmicas, cajas de Petri, entre otros, que fueron donados por Miracle Babies México.

“Este banco es un servicio especializado y gratuito, responsable de la promoción, protección y apoyo a la lactancia materna y de recolección, procesamiento y distribución de leche humana pasteurizada con calidad certificada, para que todo recién nacido pueda acceder a los múltiples beneficios de la leche materna”, comenta González Pineda.

La alimentación parenteral – una fórmula especial que proporciona los nutrientes necesarios al organismo- es otro de los apoyos que otorga Miracle Babies México a los infantes que la requieran en el HG y cada una tiene un costo de tres mil pesos. “Hay niños que la llegan a necesitar tres veces al día”, añade.

“Debido a que dejó de haber aminoácidos en todo el país, ignoramos la causa, esta alimentación que tenía un costo de 500 pesos subió a tres mil pesos, lo que está provocando que necesitemos más recursos para cubrir estas necesidades”, explica la también directora de Operaciones del HG.

Otro de los apoyos que brinda esta asociación al HG son los ventiladores para que los bebés prematuros puedan respirar, debido a que es frecuente que nazcan con inmadurez de sus pulmones y necesiten la ayuda de este aparato, y también donan sondas y pañales.

El año pasado, Miracle Babies México donó al HG cinco incubadoras para el área de Neonatología, cada una con un costo de 12 mil dólares, gracias al apoyo de la Fundación Emma A. de Bustamante y Laboratorios Certus, entre otros donantes.

Invitan a apoyar esta causa

El próximo 24 de septiembre, la maratonista tijuanense Alicia Barrutia Calderón correrá el maratón de 42 kilómetros de Buenos Aires, Argentina, y se unió a esta causa para que quienes deseen apoyar donen mil pesos por cada kilómetro que ella corra.

Con el nombre “Corriendo por un milagro”, Barrutia Calderón busca recaudar una buena cantidad de recursos que se destinarán a la adquisición de ventiladores para que los bebés prematuros puedan respirar, afirma González Pineda.

Anteriormente, Alicia Barrutia ya ha apoyado a otras organizaciones y ha logrado recaudar importantes sumas para que el dinero sea utilizado en las necesidades que tiene cada asociación.

Mónica González afirma que tienen fe de que esta causa sea más conocida para conseguir más apoyo, “porque no hay gente que no se enamore de ella cuando la conoce”.

Entre los integrantes de Miracle Babies México, además de Mónica González, se encuentran Cindy Verdugo, quien es tesorera y junto con Mónica fueron de las primeras mamás en crear esta asociación; Gustavo Faz, Jorge Granado, Liliana Presichi, Adriana Sánchez, Luis Hernández, Carolina Pérez y Shahram Daneshmand.

“Ponemos todo nuestro empeño para salvar a un bebé prematuro y cuando no ocurre esto, entonces nos aferramos a las historias de éxito y trabajamos más para que no sucedan más decesos. Es un trabajo entre gobierno y sociedad para darles a los bebés prematuros una esperanza de vida. Varias empresas se han tocado el corazón y hemos tenido la suerte de contar con su apoyo, así como con el respaldo de varias personas. Hay muchas necesidades y todas las aportaciones valen. Todas las personas que apoyan nuestra causa dan un regalo de vida, y el regalo más grande es la salud. Hay que recordar que mientras hay vida, hay esperanza.” Fotos cortesía de MIRACLE BABIES


F

Comments


bottom of page