top of page
  • red social

EL VOLUNTARIADO, BRAZO FUERTE DE LA SOCIEDAD




¿Cuántas empresas, gobiernos, instituciones educativas o de servicio, les gustaría contar con el trabajo gratuito de sus empleados y expertos? Toda proporción guardada, el Voluntariado a nivel mundial es un importante “recurso económico” para los Organismos de la Sociedad Civil (OSC).


De hecho en los Estados Unidos de Norteamérica esas instituciones generan grandes movimientos económicos por las actividades para recaudar fondos, para invertir en causas de ayuda social, con el apoyo indiscutible del voluntariado. México con el actual gobierno federal, está empeñado en liquidar a ese sector y junto con la Pandemia han causado enormes problemas al servicio comunitario.


En el pasado no tan lejano había respeto, reconocimiento y simpatía por esos grupos. Los OSC´s se fortalecían con la aportación del voluntariado. Estaban convertidos en escuelas de ciudadanía, con oportunidades para el continuo aprendizaje y la indiscutible enseñanza para el trabajo en equipo y de desarrollo personal. Todo eso se convirtió en peligro ante la desconfianza e ignorancia de muchos representantes gubernamentales emanados del Grupo Morena.


Los tres sectores de la sociedad, plenamente reconocidos eran:




El Primero denominado Sector Público, ámbito gestionado por las instituciones que emanan del sistema representativo (ayuntamientos, congresos, gobiernos, etc. todos ellos recibiendo pago de nuestros impuestos.


El Segundo es el Sector Privado, el que depende de la iniciativa particular y de los recursos individuales. En nuestro sistema económico esto se traduce socialmente en la privacidad de determinados espacios y económicamente en el libre mercado.


Pero esta división es insuficiente para definir la implicación de los individuos con el entorno social. Comete el error de olvidar que junto a ambos marcos, las personas y la sociedad han tejido una red de relaciones paralelas más o menos intensas, con mayor o menor grado de organización y posturas ideológicas de todo tipo.


El Tercer Sector. Ahí el Voluntariado interviene frente a las necesidades en forma de asociaciones de padres y madres, de alumnos y alumnas, de tiempo libre de organizaciones de cooperación con los países empobrecidos, de reivindicaciones ecológicas, feministas, anti militaristas, de grupos afectados por distintas enfermedades, de personas mayores, entre la gran variedad de objetivos para ayudar en su desarrollo o solución.


Desde este tipo de necesidades o inquietudes el voluntariado ejerce su función reivindicativa y crítica sobre la política social y el sistema económico, vigilando para denunciar todo aquello que entorpezca el pleno desarrollo comunitario y la justicia social.


Importante fortalecer al Tercer Sector.

¿Cómo hacerlo? Un aspecto muy importante es el estudio, la preparación de objetivos y formas de cumplir para el éxito. Falta que en México se incorporen a los planes de estudio de las universidades, estos y otros aspectos de la misión que tiene el Voluntariado. Solo en 10 universidades ofrecen alguna cátedra relacionada con el Sector Social. Es evidente la falta de profesionalización que limita el impacto de las Organizaciones de la Sociedad Civil en el crecimiento económico y social de México.


Por ejemplo en Estados Unidos, Chile y Argentina según estudios de la ONU, tienen el mayor número de asociaciones por cada 10,000 habitantes al contar con 55, 63 y 27 OSC respectivamente, que trabajan en distintas áreas o rubros. En tanto que en México operan 3.5 y la mayoría de esas instituciones con serios problemas financieros.


México un caso muy especial.

Las políticas públicas y el marco regulatorio, no favorecen al desarrollo del sector social que podría tener una participación destacada en el crecimiento económico y social en el país. Un buen ejemplo del trabajo del Tercer Sector, se observa en los Países Bajos, donde las condiciones permiten que los OSC contribuyan con el 15% al Producto Interno Bruto (PIB). En comparación con México que hasta el 2018 se estimaba en menos del 5%.

Lo que significa que hay mucho por hacer para,

a pesar de las circunstancias, crear más

Organizaciones de la Sociedad Civil.

Quizá no sea posible durante los gobiernos emanados de Morena, ya que la regla impuesta por el actual Presidente es entregar dádivas en efectivo para que el beneficiados sepa agradecer con votos, a quien considera que desembolsa de su dinero propio para hacer “caridad”. Sin considerar que todos los programas sociales son pagados con dinero público que aportamos todos los contribuyentes.



Comments


bottom of page