top of page
  • Luz Elena Picos

MENSAJE DE LA DIRECTORA/marzo2023




Este mes de marzo que en el mundo se conmemora el DIA INTERNACIONAL DE LA MUJER, su Gaceta que durante los años pasados ha ido recordando diversos hechos relacionados con los antecedentes de esta gran fecha para la humanidad, hace un breve recordatorio de esa historia.


También se recuerda a una gran mujer que hizo de la política una gran forma de servir a su comunidad, la licenciada Aurora Jiménez de Palacios. Para las nuevas generaciones seguramente les inquietará conocer más ampliamente a esa joven mujer que a sus escasos 32 años, murió en un accidente de aviación.


En este ejemplar, destacan las mujeres por el trabajo que han realizado desde siempre para colaborar con el desarrollo de sus comunidades. Son sólido pilar de los OSC´S. Es la mejor forma de rendir homenaje a ese núcleo humano que sin buscar reconocimientos ni medallas, su vida ha sido de trabajo, de servicio y de concretar en acciones sus grandes ideas.


Un lugar muy especial en este ejemplar está dedicado a un extraordinario ser humano que habiendo nacido en la Ciudad de México, fue traído por sus padres a Baja California cuando recién iniciaba sus primeros pasos. El Mtro. Alejandro Yñigo Soto dedicó toda su vida a servir a los demás, a ver por su salud, su tranquilidad y su convivencia armónica.

(Ver páginas de 10 a 13)


Sus estudios como Trabajador Social, en grado de licenciatura y maestría los hizo en California y su primer gran regalo a la ciudad de Tijuana y a nuestro Estado fue entregar la Escuela de Trabajo Social. Gesto por demás generoso y visionario, pues al formar un Patronato, se aseguró que esa institución estuviera en forma permanente al servicio de la juventud comprometida con el Servicio Social.


Este amplio trabajo se debe a la sensibilidad de otra persona excepcional: la Lic. T.S. Inés Favela Hernández quien como ex alumna de la Escuela de Trabajo Social, tuvo oportunidad de estar muy cerca de ese hombre al que ahora y siempre se le rinde homenaje: Mtro. Alejandro Yñigo Soto. MIL GRACIAS INÉS.

Коментарі


bottom of page