top of page
  • Luz Elena Picos

MUJERES EN CAMINO AL ENVEJECIMIENTO, Y LOS HOMBRES?




Sin desear satanizar entre un proceso y otro, hay diferencia. Como la hay en la conformación física de hombres y mujeres. En términos generales los primeros reúnen mayor fuerza -salvo excepciones- las mujeres tienen menor capacidad física, para cargar kilos, especialmente.


Incluso para resistir el dolor físico, las mujeres tienen gran capacidad para hacer frente. Solo en la pérdida física del compañero, las mujeres resisten más. El hombre, generalmente a falta de su esposa o compañera de muchos años y de enorme amor, se observa que al año ya está buscando quien lo acompañe para el resto de sus días. La mujer, no. Excepcionalmente deja la viudez para continuar su vida.


En el mundo actual la juventud es sobrevalorada y a los ancianos o personas de edad avanzada, son olvidados. La soledad, el aislamiento y el abandono de muchas mujeres adultas mayores se traduce en un sentimiento de inseguridad y falta de protección que muchas veces se refleja en el temor expresado de ser víctima de violencia, abuso y maltrato.


Incluso puede ser objeto de discriminación múltiple. Por ejemplo, entre las mujeres de edad, con peor calidad de vida están aquellas que son dependientes, por causa de enfermedad, agravada por la insuficiencia de recursos económicos, debido a la pobreza.



La CNDH en el 2006 se ocupó de las mujeres adultas mayores en su proceso de envejecimiento, por supuesto en la defensa de sus Derechos Humanos. Era todavía la época de la gran discriminación de las mujeres e iniciaba el proceso de visibilizar esta situación, incluso ante las familias propias y en general ante la sociedad. Ello ha cambiado mucho, gracias al esfuerzo y tenacidad de hombres y mujeres interesados en construir una sociedad más equitativa.


Seis puntos importantes menciona la CNDH sobre la vulnerabilidad de las mujeres en este proceso de envejecimiento de las mujeres. Además del hecho cierto de que ellas, tienen más años de vida que los hombres… en términos generales.


1. Feminización de la pobreza. Las mujeres constituyen el 70% de los pobres del mundo. Y de ellas las dos terceras partes son analfabetas. A este fenómeno mundial se le conoce “Feminización de la pobreza”.

2. Educación insuficiente. Las mujeres mayores tienden a carecer de educación o haber recibido muy poca. Por lo mismo existen más mujeres analfabetas, que hombres. Eso dificulta en gran medida hacer valer sus derechos mínimos y las hace presas fáciles de violaciones a sus Derechos Humanos.

3. Escasas posibilidades de acceder a los beneficios sociales. En todo el mundo las mujeres mayores tienen menos probabilidades que los hombres mayores, para acceder a los beneficios estatales. Las mujeres generalmente trabajan en el sector informal.

4. Pésimas condiciones económicas derivadas del ámbito laboral. La mayoría de las mujeres en el mundo han trabajado principalmente en el sector informal o doméstico, con intervalos frecuentes para dar a luz y por lo tanto poseen escasos bienes materiales y ahorros. Esto ocasiona que ellas sean mas susceptibles de vivir en la pobreza y ser económicamente dependientes en sus años maduros.

5. Situación de viudez entre las mujeres de edad avanzada. Las viudas son especialmente vulnerables. Por ejemplo, una viuda recibe solamente un pequeño porcentaje de la pensión original de su difunto esposo. Sin embargo, también es un hecho que los hombres tienden a enviudar menos, pero, cuando lo hacen, no pueden beneficiarse de ninguna pensión que pudiera haber percibido sus esposas.

6. Mayor posibilidad de ser víctima de violencia en el hogar. La mayor parte de las agresiones cometidas contra mujeres mayores se producen en el seno del hogar. El miedo, la vergüenza y la falta de recursos económicos y de información figuran entre los principales motivos por los que ellas no llegan a denunciar jurídicamente la violencia.



Actualmente hay avances en la protección de las mujeres adultas mayores.

Por supuesto que hay leyes muy específicas para su protección. Y también, por lo menos en Baja California desde hace años funciona con éxito el Instituto Estatal de la Mujer, con institutos municipales en cada Ayuntamiento. Son autónomos y cuentan con profesionistas en Derecho y en Psicología. Sus servicios son gratuitos y los domicilios aparecen en la página web de cada municipio.


Además están los Servicios de DIF Estatal y los municipales, con áreas específicas para atender y ayudar a resolver problemas que sin la orientación profesional, podrían parece insalvables. Pero al final no es tan difícil


Es importante enfatizar que la Ley de Protección a los Adultos Mayores, claramente determina que es obligación primera de las familias cercanas, atenderlos en todos los aspectos, a los abuelitos. En la página de este medio de comunicación www.lagacetaredsocial.com hay una sección con directorios de los Organismos de la Sociedad Civil en donde pueden buscar información. (lep)




Comentarios


bottom of page