top of page
  • Luz Elena Picos

DRA. VIANKA ROBLES SANTANA, Directora General del CECUT


                                        Mensaje Inaugural

 




Este es un espacio de la comunidad cultural, un edificio y una institución del Gobierno Federal que tiene la función de contribuir a la circulación de la Red Cultural, es lo que hemos tratado de hacer como brújula durante este periodo.

 

Quiero comentar que Luz Elena a quien aprecio mucho y conozco desde hace algunos años, me regaló este libro hace unos días… y me senté a leerlo detenidamente, acostumbro rayar los libros y poner papelitos en las cosas y hacer notas, entonces cuando vi que ya tenía muchas notas, pensé que a lo mejor podría ser interesante compartirlas  con ustedes sobre el Mtro. Javier a quien conocí, pero no lo traté lo suficiente.

 

Sin embargo a veces la vida nos brinda una segunda oportunidad de conocer a las personas.  Yo me quedé con la imagen de un hombre muy culto, muy amable, que siempre estaba al lado de Luz Elena, me los encontraba en los diferentes eventos culturales.  Nunca fui su alumna, nunca tuve proximidad con él, pero entrar a este libro en particular, me dio una panorámica más amplia. 

 

Yo diría que hay libros que se escriben desde la imaginación que nos llevan a parajes imposibles, a historias que solo podrían tener lugar y sentido al interior de las páginas.  Libros que se escriben desde la razón, que cuestionan la libertad, que cuestionan a la justicia, que cuestionan la realidad, que quieren dar testimonio de la erudición.

 

Hay libros que se escriben con el corazón y se desbordan los sentimientos.  Pero hay libros, como este, que creo yo, está escrito desde el alma. Y hace este libro una analogía, instante donde de alguna suerte, la vida es un Tren.  Son estaciones sin viaje hacia la sorpresa, es un viaje retrospectivo, que en mucho me recordó el Castillo interior de Santa Teresa.  En el que Santa Teresa, va de habitación tras habitación, buscando encontrarse con el sentido de la verdad y sobre todo encontrar su relación con Dios, que es un tema presente a lo largo de este libro.

 

 Hice unas cuantas anotaciones que me voy a permitir compartir.

 

Este libro habla de la renuncia al viaje.  Es la reconciliación con Dios.  Habla del amor como el más poderoso anhelo.  Pero sobre todo en este libro indaga sobre la conducta moral de las personas y de la suya propia. Nos invita a pensar cómo la vida puede ser un trayecto… como un Tren, en el que cada estación es una lección de vida, en el que cada trayecto constituye una posibilidad para encontrarnos con un destino único… es el de la trascendencia,  el del encuentro con una realidad o con una entidad suprema.  En este libro se habla del alma, un alma que se alimenta con la imaginación, como el escritor parece nutrirse de su reflexión a través de sus textos.

 

Es un libro que habla de cómo los paisajes de la memoria, forman parte de la cartografía sobre la que corre el tren de las edades y los tiempos, ahonda en las luchas de contrarios, que a la vez son complementarios como el amor y como el odio. 

 

En algunos trayectos hay momentos en los que la inteligencia sobrepasa lo anecdótico y el maestro Javier no puede evitar dar a su lector el carácter de discípulo, clasifica a los otros y en ello devela su firme escala de valores, cuando se refiere por ejemplo a los “logreros”, un término que yo nunca había escuchado y la verdad… me encantó.

 

 Nos remite a realidades y contextos que nos son conocidos. El pasaje de los sueños, la entrada con pie cauteloso en lo desconocido, me transportó al Castillo interior de Santa Teresa. Las vías de este tren y sus estaciones son el viaje interior del maestro Javier Prieto, el último viaje como el fin del trayecto. Y el inicio de aquel otro en el que se intuye, ya no habrá estaciones… ni pausas, pues es el estadio de ahí y el  siempre.

 

Yo solo quiero agregar, muchas gracias Luz Elena por darme la oportunidad de conocerlo desde otro espacio más íntimo, que es este libro.  Y me alegra mucho que esta presentación y esta suerte de Homenaje, se haga aquí, alrededor de su familia, de sus amigos y creo que tienes muchas razones para sentirte orgullosa de haber estado al lado de un hombre como él.  Bienvenidos y Muchas Gracias.

 


Commenti


bottom of page