top of page
  • Eva Solís

Fundación Emmanuel A.C. DAR HOGAR Y EDUCACIÓN A 25 INFANTES


Por EVA SOLÍS


“Nuestro propósito es darles una familia a los niños, que tengan un ambiente rodeados de amor y de seguridad, y que nuestro personal no vea esto como un trabajo, sino como una vocación de servicio”, afirma Martha Guadalupe Meza Hernández, directora y representante legal de la Fundación Emmanuel A.C. (Mexicali)


Esta casa hogar se inició cuando el pastor cristiano Alberto Meza Díaz, quien en 2009 recibió el Ángel Post Mortem que le otorgó el Patronato de Red Social por su labor altruista, y su esposa Martha Hernández Muñoz iban a las penitenciarías de Mexicali y San Luis para darles pláticas a los internos.


Como una forma de ayudarles, agrega Meza Hernández, sus padres se llevaban de campamento a los hijos de esos internos para impartirles pláticas sobre valores, perdón, autoestima, entre otros temas.


“Cuando mis padres iniciaron estas actividades en 1997, no sabían mucho acerca de lo que tenían que hacer con los niños, pero siempre pusieron mucho amor en sus tareas para darles un ambiente confiable y cariñoso que les sirviera en su vida futura”, afirma Meza Hernández.


Expresa que desafortunadamente en muchas familias no existe el amor ni la comunicación con los hijos, lo que provoca que los menores crezcan en ambientes en que no los preparan para enfrentar la vida.


Inicialmente, esta casa hogar comenzó sus actividades recibiendo primero a hijos de internos y después empezaron a trabajar con el DIF, que les llevaba a los niños en situación vulnerable para que tuvieran un sitio seguro donde vivir.


“Teníamos algunos hijos de reos, otros que estaban creciendo en las calles porque su familia no se hacía cargo de ellos y unos más que nos traían las personas de forma voluntaria debido a que tenían que trabajar todo el día y no querían que los menores se quedaran solos en sus casas”, agrega la directora.


Actualmente, esta casa hogar tiene 14 niñas y 11 niños, cuyas edades van desde los cuatro años hasta los 12 y ellos se quedan hasta cumplir la mayoría de edad o si lo desean hasta que terminen una carrera.


“Nuestro propósito es darles una familia a los niños, que tengan un ambiente rodeado de amor y de seguridad, y que nuestro personal no vea esto como un trabajo, sino como una vocación de servicio”, afirma


“Siempre me pregunté si realmente les estábamos dando a nuestros niños esa familia que tanto añoraban”, agrega la directora, “y la respuesta me llegó en el momento menos pensado.”

Recuerda que una de las niñas que estaba en 2019 en cuarto año de primaria llamada María, amaneció un día con dolor de cabeza y la llevaron al hospital, donde le realizaron varios estudios y le diagnosticaron que tenía un tumor en el cerebro.


Durante un mes estuvieron las dos en el hospital: ella recuperándose de una cirugía, que le provocó que perdiera la vista, y Martha Guadalupe cuidándola. Después trasladaron a María a Tijuana para que le dieran la quimioterapia que ella necesitaba.


“Me avisaron que María todos los días lloraba porque quería irse a su casa y cuando le preguntaron que cuál era su casa, y ella inmediatamente contestó que la Fundación Emmanuel”, comenta. Desafortunadamente, vino la pandemia a finales de 2019 y durante el 2020, por lo que María tuvo que permanecer en Tijuana y hasta el 2021 pudo regresar a Mexicali.


Reconoce que tienen que trabajar mucho en la autoestima de los niños, sobre todo cuando provienen de un ambiente violento y hostil, para que dejen de lado las situaciones difíciles que han vivido y logren tener los elementos que los ayuden a estar mejor preparados para el futuro.


Y otro de los aspectos que fomentan con los niños es que estudien una carrera para que logren tener independencia económica. “Si ellos así lo desean pueden quedarse en esta casa hogar hasta que terminen una profesión y nosotros los apoyamos para que lo logren.”


“Hacemos un llamado a las personas para que apoyen a la casa hogar que se encuentre cerca de su domicilio. Todas estas instituciones estamos pasando por una situación muy difícil.


“Necesitamos despensas, ropa, gasolina, gas, pagar gastos de los estudiantes que están en kinder, primaria, secundaria, preparatoria o universidad y no recibimos ningún apoyo del gobierno, sólo la exención en el pago del agua, además de que tenemos que cumplir con el programa de Protección Civil. Todas las casas hogar tratamos de darles a los niños un buen trato y que ellos vivan en instalaciones dignas”.

Comments


bottom of page