top of page
  • Luz Elena Picos

MUSEO MEMORIA Y TOLERANCIA. Historia que se repite en la actualidad






Abrió sus puertas en octubre del 2010.

Se encuentra en la Ciudad de México, frente al Hemiciclo a Juárez, muy cerca del Palacio de las Bellas Artes. Se trata de una completa y desgarradora presentación que inicia presentando el Holocausto hasta los genocidios actuales. La información en cifras, fotografías y testimonios, dan fe de las conductas humanas que se origina por la intolerancia.


Este museo impulsado por la Asociación Civil Memoria y Tolerancia, tiene entre sus objetivos “difundir el respeto a la diversidad, basándose en el recuento histórico de los genocidios”. Para finalizar poniendo énfasis en los valores en favor de la democracia. Por la presentación de su muy amplio inventario, su museografía, la calidad de los efectos multimedia y en especial por la trascendencia del mensaje ha obtenido infinidad de premios importantes (ver pág. myt.org.mx).


Una de las muchas frases como guía y reflexión que aparecen en enormes caracteres, usted seguramente que la relacionará con una infinidad de países: “Todos los estados tienen el derecho y la responsabilidad de controlar su territorio y población, pero el mismo derecho y responsabilidad de protegerla y en ningún momento el derecho de atentar contra ella”.


Las guerras entre hermanos, la intolerancia de sus gobernantes, los problemas económicos propician que las personas tengan que abandonar su patria, sus hogares. ACNUR (Alto Comisionado de la ONU para los Refugiados) informa que tan solo en el 2015 de enero a diciembre salieron de sus países hacia Europa 224,479 personas, más que en el 2014 que fueron 207,000. El 38% del 2015 procedían de Siria, el 12% de Eritrea, el 11% de Afganistán, el 5% de Nigeria y el 4% de Somalia.


La nación mexicana también aporta miles de personas que huyen de la pobreza y la violencia, principalmente hacia los Estados Unidos, pero también, desde hace décadas está convertida en un paso de los migrantes centroamericanos hacia el país del norte. Es reconocido el trato inhumano que muchas autoridades mexicanas dan a las personas en tránsito. El gobierno mexicano decidió otorgar “visas para transitar por la república”. Últimamente los cubanos están beneficiándose con ella.



Una de las reflexiones que aparece con grandes letras en ese museo, se relaciona justamente con los desplazados que por todas partes están causando conflictos a los países que deben (quieran o no) recibirlos:




*********************************************************************************

La discriminación es la raíz misma de la intolerancia.

Implica un trato desigual e injusto que niega los derechos humanos de las personas.

La discriminación consiste en marginar a un individuo o grupo por causa de su género, raza, religión, clase social, ideas políticas o preferencias sexuales, entre otras.

Producto de la ignorancia, el miedo y la intolerancia, la discriminación arrasa con los derechos fundamentales, niega oportunidades, trata con desigualdad e injusticia.

Todos tenemos prejuicios, pero no todos discriminamos. Los prejuicios son opiniones o creencias, mientras que la discriminación deriva en una acción de rechazo.



*****************************************************

Si se busca en la historia de esos genocidios, persecuciones, guerras entre hermanos y todo lo que propicia que las personas huyan de sus países, sin importar dejar hogar, pertenencias y sus raíces, todo se inicia ante la falta de diálogo franco, sincero, respetuoso para solucionar los conflictos… cualquiera que este sea. Ciudadanos y autoridades deben recordar el poder de las palabras para solucionar sus conflictos. (lep)





Comments


bottom of page