top of page
  • Luz Elena Picos

NO LO DUDE:EL CIGARRO MATA


 

Por: Luz Elena Picos

 




Hace pocas semanas en el programa de Joaquín López Dóriga (Radio Formula) le escuché una entrevista con el doctor Juan W. Zinser, hablaba de su libro  “Del Cigarro al Vapeador.  Lo que no se ha dicho sobre el” (Edición Kindle. Amazon.com.mx).  El Dr. Zinser es Médico Cirujano por la UNAM, Oncólogo Médico del Instituto Nacional de Cancerología y Presidente del Consejo Mexicano contra el Tabaquismo.

 

El Tabaquismo es algo que desde hace muchos años, me inquieta, me preocupa por el terrible daño que hace al organismo humano.  Personas valiosas debido al acto de fumar por muchos años, han perdido la vida, enlutado los hogares. Seres muy queridos para mí, han fallecido debido al cigarro que dañó sus órganos internos.

 

Hace algunos años entrevisté para la Revista Natura #13, abril 1978 al Dr. Rafael Sentíes Villalvazo, por encargo de la Secretaría de Salud, fundó el Centro Orientador de Fumadores, con amplia trayectoria de 20 años atendiendo problemas pulmonares.

 

 El artículo fue titulado ¿Necesita ayuda para dejar de Fumar?

Comparto algunas breves ideas que sirvan de guía para que quien disfrute fumando: lo abandone. Por su bien, su salud y felicidad de su familia.

 

Alerta el Dr. Sentíes: “El tabaquismo va en aumento y con ello se han incrementado los padecimientos de las vías respiratorias: bronquitis, asma, enfisema y desde luego el cáncer pulmonar.  En un estudio latinoamericano, la ciudad de México aparece como un consumidor de tabaco de tasa media, estimándose que el 45% de los hombres adultos y el 17% de las mujeres son fumadores.

 

¿Qué propicia esa adicción?

Acontece y está ampliamente incitada por dos hechos muy significativos: la gran maquinaria publicitaria, en todos los medios de comunicación y el ejemplo que los adultos ofrecemos al fumar, reflejando con ello un espectáculo de placer.   Es conveniente saber que el treinta por ciento de los fumadores adquieren el hábito antes de los 14 años de edad y que el 95% ya lo son a los 20 años. Por lo tanto es una adicción que se obtiene tempranamente”.

 

El Dr. Sentíes la relaciona con la curiosidad, la imitación, el deseo de parecer mayor o más importante, y la compensación de ciertas frustraciones familiares o escolares al través de una personalidad llamativa, son las principales causas que inducen al niño.

 

“Las autoridades de Salud -explica- preocupadas por ese incremento de la adicción, decidió fundar el Centro Orientador de Fumadores.  Tenemos poco tiempo solo hemos organizado dos ciclos de sesiones, integrados por pequeños grupos de 14 a 20 personas. Las sesiones son cada semana, por dos horas y en ellas se busca lograr una concientización del problema y sus consecuencias. Se les informa ampliamente de las consecuencias en su organismo y se discute las ventajas de dejar de fumar.  En estos dos ciclos ya concluidos, encontramos que el 50% dejó de fumar, el 30% redujo considerablemente el consumo y el 20% no cambió.

 

 

Las 7 reglas de oro para dejar de fumar

Estas son las  reglas que sugiere el Centro y que ayudarán al fumador a dejar el cigarro:

 

1.     NUNCA fume en la cama ni al levantarse.

2.     NUNCA fume antes del desayuno.

3.     NUNCA fume cuando vaya o regrese del trabajo.

4.     NUNCA fume dentro del lapso de una hora antes de las comidas.

5.     Si tiene que fumar después de una comida, o del té o el café a media mañana, que sólo sea un cigarrillo y posteriormente no fume por lo menos durante una hora.

6.     NUNCA fume más de un cigarrillo por hora, a cualquier hora del día o de la noche.

7.     NUNCA fume dentro del lapso de una hora antes de acostarse.

 

Si usted sigue estrictamente estas reglas durante la primera semana, ello lo animará a redoblar sus esfuerzos  durante la segunda semana y las sucesivas, recordando que el propósito final es dejar de fumar.  Las siguientes sugerencias pueden ayudarle:

a)     Aumente el intervalo entre los cigarrillos por lo menos a dos horas, y cuando se considere apto para lograrlo, continue aumentando los intervalos entre cigarro y cigarro.

b)    Decida honradamente cuál es el cigarrillo más necesario y agradable del día, y abandónelo.

 

Le conviene dejar de fumar

El dejar la adicción por el cigarro le traerá como consecuencia las siguientes ventajas:

*Prolongación de la vida.

*Mejor salud en los años venideros.

*Posibilidad de cumplir satisfactoriamente con sus obligaciones individuales y familiares.

*Un ahorro que podrá derivar hacia otras necesidades o satisfacciones. (lep)

 

DECÍDASE Y LO LOGRARÁ

 

 

FOTO:

Vapeador

 

Moda peligrosa el Vapeador

 

 

Comentarios


bottom of page